domingo, septiembre 23, 2007

Benedetti

Porque la única batalla perdida es la que no se lucha; porque siempre hay que intentarlo; en definitiva, por el salto hacia el vacío, este texto de Benedetti:


No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desganano te salves ahora
ni nunca.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.
Pero si pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

1 Comments:

Blogger Paranoide aliterado said...

Qué buen amigo debe ser este Benedetti. "Si bajas la guardia, te quiero lejos". Vendetta, deberían exigir todos los antes aliados ahora repudiados.

12:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home