miércoles, abril 04, 2007

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí

Te levantas cada mañana con el timbre del despertador. Te vistes como cada día con lo primero que encuentras y como cada día te echas a la calle. El mismo camino, el mismo recorrido y las mismas caras sucediéndose al otro lado del cristal. Te sientas delante de un ordenador y el día se consume.

Y vuelta a empezar. Cada día es igual al anterior y la vida fluye perezosa. Y con pereza aguardas el inicio del próximo. Aunque quizás algún día el dinosaurio deje de atormentarte. Quizás….

2 Comments:

Anonymous Paradoja said...

"Te vistes como cada día con lo primero que encuentras" ¿Ésa es la excusa que pones para justificar tu estilo de vestir a lo punky brewster? La ropa de un día se elige la noche anterior jej.

Dinosaurio...¿algo viejo?¿algo muerto?¿algo grande?¿no significa nada pero es un reclamo para suscitar curiosidad por esta entrada?
Dinosaurio..

12:39 p. m.  
Blogger Isa said...

Quizá el sueño atávico nunca se extinga.
Saludos.

4:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home